Inicio » Educación y videojuegos » Entrevista a Íñigo Mugueta Moreno: «Juegos como Age of Empires son estimulantes intelectualmente, y el potencial didáctico es evidente desde el minuto uno»

Entrevista a Íñigo Mugueta Moreno: «Juegos como Age of Empires son estimulantes intelectualmente, y el potencial didáctico es evidente desde el minuto uno»

Chico Brocha

Chico Brocha

Profesor, tutor, orientador, gamer, lector, tuitero y bloguero novato. ¿Los videojuegos entretienen y pueden enseñar en la educación? Sí. Podéis aprender más sobre los videojuegos en mi canal de Youtube.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Cateogrías

Mugueta1

Hoy entrevistamos a Íñigo Mugueta, medievalista y profesor del departamento de Departamento de Geografía e Historia en la Universidad Pública de Navarra (UPNA). Este profesor utiliza los videojuegos para enseñar Historia, dejando que los alumnos aprendan de una manera diferente y enseñando a los profesores una nueva herramienta para realizar su trabajo de una manera más atractiva.

  • Bienvenido a mi blog y muchas gracias por tu tiempo Íñigo. ¿Cuál fue tu primer contacto con el mundo de los videojuegos?

He crecido con los videojuegos desde pequeño, aunque sin ser un gran experto, pero sí muy aficionado con todo tipo de plataformas: los MSX que se cargaban con cintas de casete y cartuchos… Entonces copiábamos códigos de revistas para hacer aplicaciones muy simples que hoy nos parecerían muy infantiles. También tuve de las primeras maquinitas portátiles con videojuegos de Mario Bros (me regalaron una en mi primera comunión), me encantaban las máquinas arcade de los bares… En la época del instituto recorríamos los bares siguiendo los videojuegos que nos gustaban, que solían cambiar de bar de vez en cuando. Recuerdo también el Qzar en Pamplona, cuando lo abrieron en Sancho el Fuerte, que era como traerte un videojuego tipo Doom a la vida real… De la cuadrilla que nos juntábamos allí incluso alguno empezó a trabajar en la primera tienda Game que se instaló en Pamplona. Empezaron a salir los primeros PC, los 286, 386 y 486 y juegos ya no tan sencillos… ¡Qué tiempos!

  • ¿De qué manera descubriste el potencial de algunos títulos como material educativo?

Sin duda fue en París en mi estancia predoctoral. Año 1999. No conocía a nadie en la ciudad y mi primer fin de semana se planteaba muy triste hasta que en el FNAC de Les Halles me fijé en un videojuego de carátula interesante. Era el Age of Empires I, que había salido un par de años antes, aunque yo no tenía ni idea. Cuando lo instalé empecé a flipar, porque aunque ya había jugado a juegos de estrategia similares, como el primer Warcraft, éste videojuego unía mis dos pasiones: la Historia y los videojuegos. Era viernes y no salí de mi habitación del Colegio de España hasta el lunes. Y lo primero que hice fue volver a la FNAC para encontrarme con la feliz noticia de que había ya un Age of Empires II, y encima ambientado en la Edad Media, la época en la que yo me estaba especializando. Esos juegos eran estimulantes intelectualmente, y el potencial didáctico era evidente desde el minuto uno. Recuerdo que ese potencial educativo solía salir en conversaciones con amigos de la carrera de Historia y con compañeros del doctorado.

  • Muchos estudios nos indican cuáles son las ventajas de su uso a nivel educativo, pero me gustaría que indicaras cuáles son para ti las más importantes y las que deben ser tenidas más en cuenta por los docentes.

Difícil cuestión la de elegir una ventaja, porque son bastantes. Tras las experiencias realizadas veo como un problema las diferencias en el manejo de las nuevas tecnologías entre unos alumnos y otros: los que tienen acceso a las nuevas tecnologías y los que no. Hay alumnos que con 12 años son capaces de construirse ellos solos un PC, alumnos que manejan software y hardware con un nivel increíble de habilidad y conocimientos, alumnos que utilizan las redes sociales utilizando estrategias de marketing, casi como expertos en comunicación. Y el origen de todas esas habilidades está muchas veces en los videojuegos. Por el contrario, he visto alumnos siguiendo durante media hora un simple muñequito en una pantalla, completamente fascinados, sin ser capaces de plantear una estrategia de juego mínimamente compleja. A algunos jóvenes los videojuegos les están abriendo un mundo de posibilidades infinitas de desarrollo intelectual e incluso –quizás- profesional… ¡Y con sólo 12 años!; mientras que para otros la tecnología se convierte en una barrera, en un freno.

Esa contribución de los videojuegos a la alfabetización digital me parece importantísima, porque vemos alumnos de primaria que realmente son ya expertos en una materia concreta, gracias a los videojuegos. En el sistema educativo los tratamos como incompetentes porque quizás no aprendan determinados contenidos estandarizados, pero se van a su casa, conectan el PC, y en el mundo virtual pueden ser personas muy reconocidas, aconsejan a personas de todo el mundo (quizás usando el inglés), realizan una actividad que les apasiona y en la que encuentran recompensa, tanto que algunos de estos chicos incluso pueden ganar dinero con un canal de Youtube o algo similar. ¿Cómo se van a interesar por lo que hacemos en la escuela si no conocemos esta faceta suya? Lo lógico es que esos alumnos siempre estén deseando volver a casa, al mundo digital en el que se les valora, en el que se conocen sus habilidades y son útiles. Creo que esto no se está entendiendo del todo bien: muchas veces los llamamos frikis y sonreímos con condescendencia despreciando sus habilidades y sus saberes. Eso no está bien.

  • Has creado actividades y talleres para llevar los videojuegos a diferentes clases. A la hora de poner en práctica este recurso, ¿cuáles han sido los principales obstáculos con los que te has encontrado?

Creo que todos vamos a decir lo mismo aquí. El tiempo es el principal obstáculo. De hecho, el otro día leía un artículo en algún periódico (no recuerdo cuál) con el que estoy parcialmente de acuerdo: provenía de una experta en innovación educativa que proponía sacar la innovación de los Centros educativos. No estoy seguro de si se refería a la innovación o a la investigación educativa, porque no es lo mismo. Puesto que estamos todavía investigando sobre la forma de llevar videojuegos al aula… creo que puede dar buenos resultados la creación de campus o campamentos extraescolares de una duración más prolongada que lo que habitualmente se nos permite en un Centro escolar. Sería una infraestructura de investigación interesante y que no interferiría con el desarrollo normal de un aula. Kurt Squire planteó que la actividad con un videojuego empieza a ser más eficiente a partir de la sexta sesión, cuando los alumnos ya manejan el videojuego, y es difícil que en un Colegio te cedan más de seis sesiones para «jugar» a un videojuego.

El segundo obstáculo sería el de los equipos informáticos de los centros, es decir, las aulas informáticas. La dotación tecnológica de algunos centros, especialmente públicos, y especialmente de Educación Primaria es penosa y me parece un escándalo, y que no se esté denunciando… otro escándalo. Y si esto yo lo veo en Navarra, no quiero pensar lo que ocurre en otros lugares. Para un uso realmente eficaz de las TIC’s en los centros cada alumno debe tener su máquina, su ordenador… hay que ir en esa dirección, la de los proyectos 1×1: un alumno, un ordenador. A mí no me vale que sólo haya una pizarra digital en el aula, porque habitualmente la maneja el profesor, y en el mejor de los casos la maneja un alumno y los demás miran o la usan por turnos. No podemos presumir de eso en colegios con una o dos viejas aulas informáticas, con ordenadores insuficientes para un grupo entero, y en disputa para todos los grupos de dos etapas educativas enteras (Primaria y Secundaria) en colegios con una doble línea.

AOE

  • Tras analizar los resultados obtenidos, ¿qué fue lo que más te sorprendió tras el uso de los juegos para enseñar historia?

Tal y como he dicho antes, la diferencia en el aprovechamiento intelectual que hace un alumno habituado a las nuevas tecnologías, y el que hace un alumno que no las usa habitualmente. El primero imagina, crea, diseña estrategias, comprende, planifica… Las reflexiones del segundo son mucho menos complejas, y eso le coloca en franca desventaja ante la vida, nada menos. Esto es triste.

  • ¿Qué consejos les darías a los profesores que quieren conocer algo más sobre videojuegos y sus posibilidades pero no saben por dónde empezar?

Que miren algo de bibliografía (que es muy abundante), que localicen trabajos en los que otros docentes hayan planteado trabajos similares a los que ellos pretenden hacer, que acudan a la página web de nuestro proyecto Historia y Videojuegos para ver diferentes posibilidades, y que sólo lleven al aula un videojuego que realmente conozcan. Sólo si sabes jugar podrás llevar el videojuego al aula, porque sólo entonces sabrás para qué quieres usarlo, y qué puede aportar a tus alumnos.

HYV

  • Tal y como nos acabas de comentar, además de trabajar como profesor en la UPNA formas parte del grupo de investigación, Historia y Videojuegos. ¿Cómo nace este grupo y cuáles son sus objetivos?

De la cabeza de un genio muy «echado p’adelante» llamado Juan Francisco Jiménez Alcázar, un videojugador experto y con un conocimiento erudito impresionante de los videojuegos, y además un gran medievalista, nada menos que catedrático de Historia por la Universidad de Murcia, y además un excelente gestor. Hay que ser todo eso para hacer lo que ha hecho. Él se atrevió a romper el hielo en un mundo en el que no era fácil, y ha conseguido dos proyectos de investigación del Plan Nacional. Tampoco es que haya sido heroico, no conviene exagerar, pero sí un tanto transgresor, y sin duda pionero. Ahora el tema se ha puesto de moda, y por todas partes nos salen más novias, coloquios, congresos, publicaciones… Pero cuando se pide el primer proyecto Historia y Videojuegos, en el año 2010 si no me equivoco… pues no era tan fácil. Él construyó el equipo con ayuda de Gerardo Rodríguez (Universidad de Mar del Plata), y de expertos de Comunicación de la propia Universidad de Murcia. Juanfran sabía de mi condición de gamer, y trató de ficharme para el proyecto, pero por motivos administrativos yo me incorporé un año después de comenzado el proyecto. Ahora incluso hemos creado un grupo satélite radicado en la Universidad de Mar del Plata.

Organizamos un Curso de Verano destinado a docentes o futuros docentes, que quieran conocer cómo podemos utilizar un videojuego en el aula, cómo se plantea esto del Aprendizaje Basado en Juegos. Vendrán especialistas en el tema, pero también haremos talleres para conocer dos videojuegos concretos, que serán Europa Universalis IV y Rise of Venice, dos videojuegos de estrategia ambientados en diferentes épocas. Además, la celebración del curso de verano coincidirá con un campus escolar para chavales de 14 a 16 años, con los que pondremos en marcha algunas de las propuestas que defenderemos en el curso de verano. Se trata de unir teoría y práctica, y de mostrar que es posible llevar un videojuego comercial al aula. En esto me parece que somos bastante innovadores. Al menos no conozco otra iniciativa similar, salvo el Curso de Verano sobre Robótica que mi compañero Alfredo Asiáin ha organizado en la Universidad Pública de Navarra en años anteriores, y en el que nos inspiramos.

  • Hace poco se ha celebrado el E3, una de las convenciones más importantes de la industria del videojuego, apareciendo anuncios sobre una reedición del primer Age of Empires o juegos como Assassin’s Creed Origins y Kingdom Comes, con una alta carga histórica. Dejando volar un poco la imaginación, ¿sobre qué época, personaje… y de qué estilo te gustaría que se hiciera un videojuego?

Gracias por hacerme esta pregunta porque tengo el tema perfecto: el rey de Navarra Carlos II, que reinó entre 1349 y 1387. Su vida lo tiene todo. Aventuras, violencia, viajes, política, asesinatos, ejecuciones, encarcelamientos, fugas, mentiras, traiciones, multitud de escenarios, enemigos variopintos, momentos multitudinarios y confabulaciones de taberna… Se mueve en conflictos que afectan a ingleses, franceses, castellanos, aragoneses… ¡incluso albaneses! No se necesitaría un trabajo demasiado elaborado en el guión porque ya está hecho.

  • Para finalizar, ¿cuáles son tus títulos favoritos y por qué?

Yo soy un loco de los juegos de estrategia desde que descubrí Age of Empires, ya lo he dicho. Así que puedo soltar toda la retahíla de videojuegos de estrategia, comenzando por las sagas Age of Empires, Civilization y Europa Universalis, y siguiendo por sus hijos pequeños, los multiplayer online estilo Forge of Empires, que es un gran videojuego, aunque en Innogames hayan decidido hacer un historicidio permanente. En general me verás muy poco con los shooters o aventuras gráficas en primera persona, que me estresan bastante. A mí me gusta jugar en calma, pensando.

  • Muchas gracias por compartir con nosotros tu experiencia y espero que todos los proyectos que nos has contado consigan un gran éxito.

Gracias a ti por darme la oportunidad de hablar de ello y de compartir con los lectores de tu blog las posibilidades que tienen los videojuegos en la educación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: